(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg
causas de infertilidad

Principales causas de infertilidad en mujeres y hombres

La infertilidad en nuestra sociedad actual se ha convertido en un problema más que común. Pero, ¿sabemos a qué se debe? Aproximadamente un 30% de los casos de infertilidad se asocian a problemas en la mujer, y otro 30% a dificultades que sufre el varón. El resto de debe a casos en los que ambos miembros de la pareja tienen algún problema, y también a la denominada “infertilidad de origen desconocido”: es decir, mujeres o parejas que aparentemente no presentan problema alguno después de haberse realizado las pruebas y los estudios oportunos, pero que no consiguen lograr un embarazo.

Profundizando un poco más en las causas que impiden o dificultan un embarazo, vamos a hablarte de las principales causas de infertilidad que pueden afectar tanto a mujeres como a hombres.

 

Principales causas de infertilidad femenina

Cuando hablamos de causas de infertilidad femenina, hay aspectos muy concretos y bien identificados que están provocando problemas a la hora de que la mujer decida ser madre. A continuación te contamos cuáles son.

 

Edad de la mujer para ser madre

La edad de la mujer en el momento que decide ser madre es, con diferencia, el punto más destacado de esta lista.

La maternidad cada vez se deja para más tarde. Las dificultades a la hora de encontrar pareja, el desarrollo profesional como prioridad, la estabilidad económica y las dificultades para conciliar el trabajo con la vida familiar han provocado, sin lugar a dudas, que la edad media de la mujer para tener su primer hijo supere los 30 años. La edad media a la que las españolas son madres no ha hecho más que aumentar. En 1980 era de apenas 28 años. En 2014, de unos 32. Actualmente, el 33% de los niños que nacen en España son hijos de mujeres de más de 35 años. Una edad en la que la fertilidad no es óptima. Todo lo contrario: comienza su declive.

 

Endometriosis

La endometriosis es una enfermedad que provoca que el tejido endometrial (el que recubre tu útero) crezca fuera de este órgano, extendiéndose normalmente por los ovarios y trompas de Falopio formando adherencias y quistes que pueden provocar su mal funcionamiento, así como una disminución de tu reserva ovárica.

Entre el 30 y el 50% de las mujeres que sufren esta dolencia son infértiles. Un porcentaje muy elevado si tenemos en cuenta que la endometriosis afecta aproximadamente al 10% de las mujeres entre la primera regla y la menopausia.

 

Factor ovárico

Cuando el problema está en los ovarios solemos encontrarnos ante casos en los que no hay ovulación o esta es muy irregular. Esto ocurre normalmente por problemas hormonales. También podemos englobar en este apartado los casos de menopausia precoz, mala calidad de los óvulos y síndrome de ovarios poliquísticos.

Son casos que nuestro equipo de especialistas médicos trata a diario en URE Centro Gutenberg, con diferentes pronósticos y distintas soluciones para cada uno de ellos en relación con la fertilidad femenina.

 

Factor tubárico

Cuando hablamos de factor tubárico nos referimos a una situación en la que las trompas de Falopio no funcionan bien, ya sea por obstrucción, malformaciones, extirpación, falta de permeabilidad o de flexibilidad, lo que puede dar lugar a la temida infertilidad en la mujer.

Son casos muy comunes que pueden no presentar síntoma alguno, pero que tienen un buen pronóstico gracias a los tratamientos de Fecundación in Vitro.

 

Factor uterino

El útero es el órgano encargado de la gestación. Los ovarios producen los óvulos, que se desplazan a través de las trompas de Falopio. Una vez que el óvulo abandona el ovario puede ser fertilizado por el espermatozoide e implantarse en la pared del útero. Su principal función es albergar el óvulo fecundado y ofrecerle las condiciones óptimas para que desarrolle el embrión en su interior.

De todo ello podrás imaginar su importancia a la hora de hablar de fertilidad en la mujer, y por qué ciertos problemas asociados al útero pueden traer consecuencias negativas cuando se busca un embarazo.

 

Genética

El factor genético también es importante cuando hablamos de infertilidad femenina. Nos referimos a anomalías genéticas en los óvulos que, en muchos casos, provocan abortos espontáneos que pueden convertirse en lo que se conoce como aborto recurrente o de repetición.

Estos problemas genéticos pueden venir causados por la edad avanzada de la mujer, o por otras causas como alteraciones genéticas heredadas. Son casos complejos, que pueden requerir de técnicas muy avanzadas como el Diagnóstico genético preimplantacional, o de tratamientos con óvulos donados.

 

Principales causas de infertilidad masculina

Aunque suele ser muy común que la causa de infertilidad se achaque a la mujer, fundamentalmente por la edad, hay que tener muy presente que tener un hijo es siempre cosa de dos, y que el problema también puede estar en el varón.

Te destacamos las principales causas que impiden un embarazo por problemas asociados al hombre.

 

Anomalías en los espermatozoides

Algunos hombres pueden tener poca cantidad de espermatozoides en el eyaculado, o que estos tengan poca movilidad, defectos en su morfología etc. Estos problemas, que pueden ser detectados mediante una simple prueba llamada seminograma, pueden impedir la fecundación del óvulo de la mujer y por ello deben ser tenidos muy en cuenta.

 

Varicocele

El varicocele es una dilatación de las venas que drenan el flujo sanguíneo del testículo: algo parecido a una variz. Esta dilatación provoca que la temperatura aumente en esta área, lo que puede disminuir la producción y calidad de los espermatozoides, produciendo  una disminución de la fertilidad en el varón.

Por razones anatómicas, el varicocele es más frecuente en el testículo izquierdo. La incidencia del varicocele en la población general es de un 10%, pero alcanza un 25% en los varones con seminograma alterado y un 40% en los varones infértiles.

 

Obstrucción de conductos

Las obstrucciones de los conductos por donde pasa el esperma pueden bloquear total o parcialmente la salida del líquido seminal. Algunas de estas anomalías pueden ser de origen congénito (presentes al nacer), o adquiridas (infecciones, cicatrices tras intervenciones quirúrgicas del tracto urogenital, etc.).

 

Factor ambiental

El estilo de vida influye directamente en la cantidad y calidad de espermatozoides que produce el hombre. Sobre todo cuando abunda el consumo de alcohol, tabaco o drogas, podemos encontrarnos con un pasaporte casi directo a la infertilidad masculina.

Por otro lado, el contacto con sustancias químicas agresivas (por ejemplo fertilizantes), puede ser perjudicial y afectar también de forma directa a la fertilidad en el hombre.

 

Edad

Como ya hemos mencionado antes, en la mujer la edad es el factor pronóstico más importante a la hora de buscar un embarazo. En el varón este concepto es menos claro, aunque se sabe que después de los 45 años puede disminuir el recuento y movilidad de los espermatozoides en el seminograma, y que a los 60 años los testículos se hacen más pequeños.

Estos aspectos hacen deducir que la fertilidad del varón también disminuye con la edad, pero más tardíamente que en la mujer, por lo que tampoco debe descuidarse este punto.

 

Si llevas tiempo intentando quedarte embarazada y no lo consigues, quizás te estés preguntando cuándo acudir a la reproducción asistida para ser madre. Si este es tu caso, no lo dudes y consúltanos. En URE Centro Gutenberg te ofreceremos todo el asesoramiento y toda la ayuda que necesitas de la mano de profesionales con muchos años de experiencia.

Pide tu cita online en URE, o llámanos al 952 122 565 (si quieres cita en URE Málaga) o al 956 638 719 (si quieres cita en URE Algeciras) y te atenderemos encantados.