(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg

¿Qué es la inseminación artificial?

La inseminación artificial consiste en la introducción de espermatozoides en el útero de la mujer en las horas próximas a la ovulación. Este procedimiento es sencillo e indoloro, y se lleva a cabo en la consulta médica sin necesidad de sedación ni quirófano.

¿Cuándo está indicada la inseminación artificial?

Las indicaciones varían dependiendo de si utilizamos semen del cónyuge o pareja, o semen de donante:

Con semen del cónyuge o pareja, indicada en los siguientes casos:

  • Alteración de la ovulación.
  • Disminución del número o de la movilidad de los espermatozoides, y/o anomalías de los mismos.
  • Dificultad de penetración de los espermatozoides en la cavidad uterina.
  • Causas desconocidas de infertilidad o esterilidad.

Con semen de donante, indicada en los siguientes casos:

  • Azoospermia o ausencia completa de espermatozoides en el semen.
  • Factor masculino muy severo, tras fracasos previos o no deseo de Fecundación in Vitro.
  • Alteraciones cromosómicas o genéticas.
  • Riesgo de transmisión hereditaria de otro tipo de patología.
  • Mujer sin pareja masculina que desea gestación.

Procedimiento de la inseminación artificial

La inseminación artificial se puede llevar a cabo durante el ciclo natural de la mujer, o después de un proceso de estimulación ovárica, mediante un tratamiento hormonal que se lleva a cabo con la administración de medicamentos, y que está dirigido a asegurar el crecimiento folicular y la ovulación de ovocitos potencialmente fecundables. Para su control se realizan ecografías periódicas acompañadas, en ocasiones, de determinaciones hormonales.

La muestra de seminal, tanto si procede del cónyuge o pareja como si es una muestra descongelada del banco de semen, se procesará adecuadamente en el laboratorio de andrología para seleccionar los espermatozoides de mejor movilidad. Es importante destacar que las muestras de semen de donante proceden siempre de nuestro banco o de un banco de semen debidamente acreditado, están conservadas mediante congelación y reúnen completas garantías de calidad, al haber superado los donantes las oportunas pruebas y análisis que avalan su idoneidad.

La inseminación finaliza con la introducción de los espermatozoides seleccionados en el útero de la mujer mediante un catéter flexible. Una vez acabada la inseminación la paciente recibe un tratamiento hormonal para favorecer el desarrollo de la posible gestación. El test de embarazo se realizará dos semanas después de la inseminación, aproximadamente.