(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg
Te ayudamos frente a la endometriosis

Endometriosis y fertilidad: todo lo que necesitas saber si quieres ser madre

Menstruaciones dolorosas, debilidad, molestias en las relaciones sexuales… ¿Te pasa a ti? Pueden ser los síntomas de una de las enfermedades femeninas más frecuentes, que causa infertilidad en muchos casos: la endometriosis.

La endometriosis es una dolencia benigna que ocurre cuando el tejido endometrial, es decir, el que recubre tu útero, crece fuera de este órgano extendiéndose normalmente por los ovarios y trompas, y de forma más excepcional por la vejiga, el intestino, los pulmones…

Si tus reglas son muy dolorosas puedes estar ante el principal síntoma que provoca esta enfermedad. El tejido endometrial que crece fuera del útero causa molestias y adherencias, siendo el dolor pélvico o abdominal, junto con el sangrado menstrual o al tener relaciones sexuales, las señales más evidentes que apuntan a la endometriosis. Otras veces, este trastorno no da síntomas aparentes. Todo dependerá de su grado.

 

Cómo afecta la endometriosis a la fertilidad

La endometriosis puede dificultar las posibilidades de quedarte embarazada. De hecho, entre el 30 y el 50% de las mujeres con esta dolencia son infértiles. Un porcentaje muy elevado teniendo en cuenta que es una enfermedad que aproximadamente afecta hasta un 10% de las mujeres entre la primera regla y la menopausia.

La endometriosis puede influir en la fertilidad fundamentalmente porque afecta al funcionamiento de los ovarios, las trompas y la reserva ovárica. Así, la mujer va perdiendo tejido sano que es sustituido por tejido endometriósico, mientras que disminuye la reserva ovárica. Por otro lado, los últimos estudios apuntan a que esta afección puede incluso afectar al útero, mermando la posibilidad de implantación y, por tanto, de conseguir un embarazo.

Cómo evoluciona la endometriosis y su impacto sobre la fertilidad

Como en muchas otras enfermedades, en la endometriosis existen diferentes niveles de gravedad, siendo el 1 el mínimo y el 4 el más grave. Las mujeres con endometriosis grave o severa (en fase 4) son las que tienen mayores dificultades para quedar embarazadas, y con casi total seguridad necesitarán de técnicas de reproducción asistida.

Todo ello, sumado en muchos casos al retraso en la edad para ser madres, hace que en la mayoría de situaciones haya que recurrir a tratamientos de fertilidad, como por ejemplo la Fecundación in Vitro (FIV).

Cómo diagnosticar la endometriosis a tiempo para minimizar su efecto en la fertilidad

A pesar de esta situación y su problemática para las mujeres que desean ser madres, afortunadamente el diagnóstico de la endometriosis es sencillo. Tras una primera cita con el médico, una ecografía pueden ayudarte a determinar si tienes endometriosis. La evaluación de su grado, en cambio, sí requiere de cirugía.

Para que la endometriosis afecte lo mínimo posible a la fertilidad, es muy importante disponer de un diagnóstico precoz y certero de la enfermedad. Por supuesto, también es vital el no demorar mucho la edad para ser madre, ya que esta afección tiene capacidad para avanzar.

Si en el momento en que eres diagnosticada de endometriosis quieres ser madre, no debes dejarlo para más adelante. Ponte en manos de buenos especialistas en fertilidad y comienza a dar pasos para ganarle terreno a esta enfermedad, evitando así que su avance disminuya tus opciones de embarazo.

Si, por el contrario, sabes que tienes endometriosis pero aún no quieres ser madre, puedes preservar tu fertilidad congelando tus óvulos para utilizarlos en el futuro, antes de que la afección siga avanzando y merme de forma irremediable tu capacidad reproductiva. Recuerda que esta enfermedad puede afectar a tu reserva ovárica y al funcionamiento de las trompas. Las posibilidades de éxito congelando tus óvulos dependerán de tu edad y del grado de la enfermedad.

Si necesitas de las técnicas de reproducción asistida porque tienes endometriosis en un grado suficiente que afecta a tu fertilidad, el tratamiento indicado por tu médico dependerá de varios factores, como el grado de la enfermedad, la edad y el tiempo de búsqueda del embarazo. En los casos más leves, podrías quedarte embarazada mediante uno o varios tratamientos de inseminación artificial. En caso de que el avance de la endometriosis sea moderado, normalmente habrá que recurrir a tratamientos de Fecundación in Vitro. Los casos más severos requieren de ovodonación o tratamientos de FIV con óvulos de una donante.

Ante la endometriosis, lo más importante es no quedarte quieta si quieres ser madre. Si crees que puedes estar afectada por esta enfermedad, cuanto antes te pongas en manos de un especialista, más fácil será alcanzar tu deseo de tener hijos.

 

¿Tienes dudas y piensas que puedes padecer endometriosis? En URE Centro Gutenberg podemos ayudarte a establecer un diagnóstico. Pide cita con nosotros