(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg
ecografía

Aborto recurrente: qué hacer cuando el aborto espontáneo se vuelve habitual

El aborto espontáneo es una de las complicaciones más comunes del embarazo y se presenta en un 10 a 15% de los embarazos clínicos (aquellos que hemos podido visualizar inicialmente en una ecografía). Los abortos pueden darse tanto en embarazos conseguidos de forma natural como por reproducción asistida.

Entendemos que estamos ante un aborto espontáneo cuando la detención del embarazo se produce antes de las 20 semanas de gestación. Este puede ser precoz (si ocurre antes de las 12 semanas) o tardío (si se produce tras este periodo). La mayoría de los abortos, no obstante, tienden a producirse antes de las 10 semanas de embarazo.

En URE Centro Gutenberg describimos el aborto recurrente o habitual cuando una mujer aborta de forma espontánea entre dos y tres veces consecutivas. Esta situación, poco habitual, se presenta a entre un 1% (mujeres con más de tres abortos consecutivos) y un 5% (más de dos abortos consecutivos) de la población. Después de dos abortos seguidos, el riesgo de abortar en una nueva gestación es de un 20%, aproximadamente. Tras un tercero, la posibilidad aumenta al 30%. No obstante, también hay que tener en cuenta que la probabilidad de que la nueva gestación sea evolutiva y siga adelante es de entre un 50 y 70%.

¿Cuáles pueden ser las causas de un aborto espontáneo?

Normalmente, la principal causa de aborto suele tener origen en anomalías genéticas o de desarrollo del feto, mientras que secundariamente suelen presentarse causas maternas. Ambas pueden ser esporádicas o permanentes.

Junto a estas, otras causas de aborto se asocian a problemas genéticos y cromosómicos del embrión, a la edad materna, a trombofilias (estados de hipercoagulación adquiridos o hereditarios) como el síndrome antifosfolípidos o a mutaciones genéticas de diversos factores asociados a la coagulación normal. Enfermedades endocrinas como la diabetes mellitus mal controlada,  inmunológicas, anatómicas del útero o alteraciones del espermatozoide o de la calidad seminal, también pueden ser motivos de aborto espontáneo.

¿Cómo ayudamos desde URE Centro Gutenberg a las parejas que sufren aborto espontáneo recurrente?

Cuando en nuestra clínica de fertilidad hablamos con una mujer con el antecedente de dos o más abortos espontáneos, ya sean gestaciones espontáneas o por técnicas de reproducción asistida, en URE Centro Gutenberg reevaluamos a la pareja repasando cada una de las posibles causas embrionarias o maternas.

Para intentar encontrar este origen realizamos un estudio completo y pormenorizado de la pareja, donde entre otras pruebas pediremos los cariotipos de ambos progenitores. Para descartar problemas seminales, podemos llevar a cabo un estudio FISH en espermatozoides y un test de fragmentación del ADN espermático.  Además, evaluaremos la cavidad uterina con una histerosonografía y/o una histeroscopia que nos permitan descartar malformaciones, inflamaciones crónicas, pólipos o miomas uterinos, etc.

Otro de los estudios que nos puede facilitar información sobre estos abortos recurrentes es el de presencia de las trombofilias más frecuentes, mediante un simple análisis sanguíneo. También debemos descartar problemas endocrinos y metabólicos descontrolados. Si es posible, podemos proceder incluso con un estudio cromosómico de tejido embrionario de los restos de aborto espontáneo recuperados en el legrado uterino, intentando evitar al máximo la contaminación con tejidos maternos, ya que estos podrían dar una información errónea.

En cuanto a posibles causas psicológicas de esta situación, aunque está demostrado que estas no guardan una relación con el aborto recurrente, en URE Centro Gutenberg consideramos vital el apoyo psicológico a las parejas con este diagnóstico.

¿Se pueden conocer siempre las causas de un aborto espontáneo?

Lamentablemente, a pesar de todas las pruebas y estudios mencionados, e incluso de otros que podrían realizarse, en entre el 50 y el 75% de las parejas que sufren abortos no será posible encontrar una causa específica a lo que se denomina aborto recurrente idiopático.

Sí es importante tener en cuenta, como en todo lo que afecta a la reproducción humana, que la edad de la mujer es uno de los principales factores pronósticos.

Las alternativas terapéuticas o de tratamiento a esta situación dependerán de si la causa es desconocida o, por el contrario, hemos encontrado una enfermedad o motivo que provoque el aborto recurrente en la mujer.

Actualmente se está trabajando y avanzando en inmunología reproductiva, endocrinología, genética… de manera que podamos contar con un diagnóstico cada vez más sensible y certero, lo que supondría realizar intervenciones terapéuticas más específicas. Por otro lado, será siempre importante también un enfoque multidisciplinar de las parejas en vista del estudio y el tratamiento del aborto recurrente.

 

¿Has sufrido un aborto recurrente y te gustaría consultar con un especialista cuáles pueden ser las causas y remedios? En URE Centro Gutenberg podemos ayudarte. Pide cita online con nosotros y te atenderemos en consulta para estudiar tu problema y ofrecerte la mejor solución.