(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg
varocele e infertilidad masculina

Varicocele e infertilidad masculina: qué necesitas saber

 

El varicocele es una dilatación de las venas del testículo que suele ser unilateral. Afecta predominantemente al testículo izquierdo, y muy infrecuentemente al derecho.

Su incidencia se calcula en entre un 10 y un 15% de la población masculina, pero en la población infértil masculina se ha postulado una variabilidad de entre el 25 y el 40% de los varones con calidad seminal alterada.

En la mayoría de los casos el varicocele es asintomático, lo que hace que muchos hombres no sepan que lo tienen. Por eso, hoy queremos dedicarle este artículo al tema, para contarte un poco más acerca del varicocele y su relación con la fertilidad del varón.

¿Cómo se produce el varicocele, y cuáles son sus síntomas?

El varicocele se ocasiona por el reflujo o descenso del drenaje venoso de la vena principal del sistema venosos de drenaje de los testículos.

Habitualmente es asintomático y se diagnostica por una exploración urológica, pero en ocasiones produce síntomas como pesadez o dolor a nivel testicular/escrotal, y/o a nivel inguinal. Esta intensidad suele aumentar al ponerse de pie.

¿Afecta el varicocele a la fertilidad masculina?

Se ha comunicado que el varicocele produce infertilidad, afectando a la calidad seminal de varias formas:

  1. Aumentando la temperatura del testículo en 2 o 3 grados, lo que afecta a la producción de espermatozoides, y altera su número y movilidad.
  2. Aumentando el estrés oxidativo y, por ende, la fragmentación espermática (daño del ADN espermático). Esto reduce la capacidad fecundante.
  3. A largo plazo podría alterar las células del túbulo seminal, produciendo daño de las células espermáticas y también en la producción de testosterona.

¿Qué tratamientos existen para el varicocele?

El tratamiento del varicocele sintomático, o en varones infértiles, es quirúrgico. Esta cirugía llamada se denomina varicocelectomía, y está indicada en estos casos:

  • En pacientes jóvenes, para evitar en un futuro una posible infertilidad.
  • En varones que tienen sintomatología manifiesta.
  • En pacientes que están en búsqueda de embarazo, y deciden la intervención para mejorar sus resultados reproductivos.

 

También se podría reducir el varicocele por métodos como la embolización del mismo por técnicas de radiología vascular intervencionista.

¿Cuál es el pronóstico respecto a la fertilidad en hombres con varicocele?

Si no es posible la cirugía, no se quiere realizar la intervención, o la intervención fracasa, se puede recurrir a las técnicas de reproducción asistida.

En ocasiones, antes de empezar el tratamiento el médico intentará la mejora de la calidad seminal con tratamientos empíricos, que combinan antioxidantes, vitaminas y antiflamatorios, cuyo fin es reducir el estrés oxidativo mejorando así los parámetros seminales.

 

Si el varicocele no presenta síntomas y no repercute en las funciones de los testículos ni la calidad del esperma, no es necesario tratamiento. No obstante, se aconseja realizar un seguimiento médico de forma periódica, así como mantener ciertos hábitos que te ayudarán a potenciar la fertilidad masculina.