(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg
infertilidad femenina

Infertilidad femenina: condiciones y enfermedades que pueden causarla

 

La infertilidad no deja de aumentar en nuestra sociedad. Según los últimos datos publicados por la Sociedad Española de Fertilidad, la infertilidad ya afecta a una de cada cinco parejas, y se estima que en el 2020 afectará a una de cada cuatro.

Cuando hablamos de causas de infertilidad femenina, hay condiciones y/o enfermedades muy concretas que pueden estar provocando problemas a la hora de concebir. Esto suele ocurrirle aproximadamente al 80% de las pacientes que acuden a URE Centro Gutenberg.

Hoy queremos hablarte de este tema para arrojar algo de luz sobre un problema cada vez más común. Estos son algunos de los factores que están provocando infertilidad femenina en nuestra época.

Edad avanzada de la mujer

La edad es el principal factor pronóstico a la hora de buscar un embarazo. El retraso de la edad en la que la mujer empieza a buscar ser madre es el principal problema con el que nos encontramos en las clínicas de reproducción asistida.

Actualmente, la edad media a la que se comienza a buscar el primer hijo está en torno a los 31 años. Según los últimos datos, el 30% de los nacimientos que se produjeron en 2018 fue en mujeres que ya sobrepasaban los 35 años, y casi el 7% a partir de los 40 o más.

 Se sabe que la edad más fértil de una mujer está cerca de los 20 años, y que luego esta fertilidad disminuye gradualmente. A partir de los 30 años se acelera su disminución, siendo más drástica a partir de los 35 y cayendo dramáticamente pasados los 40. A esta edad la posibilidad de embarazo es menor del 10%.

Después de los 44 años la probabilidad de embarazo es menor al 1%, incluso con técnicas de reproducción asistida como la fecundación in vitro, por lo que la mejor alternativa es recurrir a la donación de ovocitos u ovodonación.

 Síndrome de ovario poliquístico (SOP)

El síndrome de ovario poliquístico es una enfermedad endocrina que afecta a entre un 6 y un 15% de las mujeres en edad fértil.

Se trata de una patología compleja cuya causa principal se basa en un aumento de los andrógenos, lo que se manifiesta en problemas físicos y metabólicos como hirsutismo (exceso de vello corporal), obesidad, acné, irregularidades menstruales por la alteración en la ovulación y, por ende, infertilidad. Otro problema presente aproximadamente en el 40% de las mujeres con síndrome de ovario poliquístico es la resistencia a la insulina, responsable de diversos problemas metabólicos.

El SOP es una enfermedad crónica que se diagnostica normalmente en la adolescencia, debido a la irregularidad de los ciclos menstruales, la presencia de acné e hirsutismo. Su consecuencia a medio plazo suele ser la temida infertilidad, mientras que a largo plazo provoca mayor riesgo de diabetes mellitus, hipertensión, elevación del colesterol… Así como un riesgo aumentado de cáncer de endometrio, debido a la menor frecuencia de menstruaciones.

 Endometriosis

La endometriosis es una enfermedad que afecta aproximadamente al 10% de la población femenina durante su vida reproductiva.

Se trata de una enfermedad de origen desconocido, que se caracteriza por la presencia de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina. La localización más frecuente está en ovarios y peritoneo (capa interna de la cavidad abdominal), aunque puede afectar a muchos más órganos, como por ejemplo las trompas de Falopio, la vejiga, los intestinos, etc.

Entre el 30 y el 50% de las mujeres que sufren endometriosis pueden tener problemas de fertilidad, debido a una alteración de la anatomía interna del aparato reproductor femenino y/o a una menor calidad de los ovocitos u óvulos.

En este otro artículo te contamos más sobre endometriosis, fertilidad y lo que necesitas saber si quieres ser madre.

Factor tubárico

Cuando hablamos de factor tubárico nos referimos a las trompas de Falopio, donde se produce la fertilización del óvulo y el posterior desarrollo del embrión hasta su llegada al útero.

Algunas veces las trompas de Falopio no funcionan bien, ya sea por obstrucciones, malformaciones, falta de permeabilidad o de flexibilidad… lo que puede dar lugar a infertilidad en la mujer.

Las infecciones pélvicas y la endometriosis son las principales causas de problemas en las trompas. Son problemas comunes que pueden no presentar síntoma alguno, pero que tienen un buen pronóstico gracias a los tratamientos de fecundación in vitro.

Factor uterino

El útero es un órgano importante en el aparato reproductor de la mujer, especialmente al momento de la implantación del embrión en la cavidad endometrial. Una correcta implantación embrionaria se puede ver afectada, y producir infertilidad, ante la presencia de miomas submucosos, pólipos endometriales, sinequias uterinas, adenomiosis, malformaciones, etc.

Otras condiciones que afectan a la fertilidad femenina

Aunque hemos señalado algunos de los más frecuentes, existen otros factores de riesgo que pueden afectar a tu fertilidad.

El sobrepeso y la obesidad son de los más comunes, aunque la delgadez excesiva es también negativa para buscar la maternidad.

Aparte de esto, pueden provocar también infertilidad ciertas enfermedades de transmisión sexual o enfermedades crónicas, como diabetes, tiroides, enfermedades autoinmunes, trombofilias, etc.

 

Si te encuentras en una de estas situaciones, o llevas entre seis meses y un año intentando quedarte embarazada por medios naturales sin conseguirlo, ¡consulta a un profesional especialista en fertilidad! En URE Centro Gutenberg podemos asesorarte gratuitamente en la primera consulta: contacta con nosotros