(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg
perez (1)

¿Qué son los pólipos endometriales?

 

El endometrio es la membrana que recubre interiormente el útero. En ocasiones, una parte del tejido endometrial puede crecer de forma excesiva e irregular, originando lo que conocemos como pólipos endometriales. De esto es de lo que queremos hablarte en el artículo de hoy.

Una cosa importante cuando hablamos de pólipos endometriales es que, al tratarse de un crecimiento anormal de tejido, se clasifican como tumores. No obstante, debes tener en cuenta que la gran mayoría son benignos.

Los pólipos endometriales son, generalmente, de pequeño tamaño y crecimiento lento, aunque en ocasiones pueden ocupar toda la cavidad endometrial. Vamos a contarte más sobre ellos y su repercusión en reproducción asistida.

Con qué frecuencia se producen los pólipos endometriales

Los más frecuentes son los que se localizan en el fondo uterino. Su incidencia se estima en un 10% de las mujeres. En pacientes con problemas de fertilidad se han publicado cifras mayores, entre un 15% y un 25%. Además, la probabilidad de desarrollar pólipos endometriales es mayor en mujeres con obesidad, hipertensión, mayores de 40 años, o que padecen ausencia de ovulación (anovulación), como ocurre en el síndrome de ovario poliquístico.

Qué síntomas producen los pólipos endometriales

La mayoría de los pólipos, debido a que son pequeños, no dan síntomas. Los que los producen lo hacen a modo de sangrado entre menstruaciones o durante las relaciones sexuales. Los pólipos con gran crecimiento pueden llegar a salir por el cuello del útero.

Cómo se diagnostican los pólipos endometriales

La prueba inicial en el diagnóstico es la ecografía transvaginal, durante la primera fase del ciclo, antes de la ovulación. El diagnóstico definitivo se hace con la histeroscopia.

Cuál es el tratamiento contra los pólipos endometriales

En muchos casos no requieren tratamiento, ya que desaparecen espontáneamente. No obstante, el tratamiento de elección suele ser el quirúrgico, mediante histeroscopia, lo que permite la extirpación completa del pólipo y su extracción para estudio.

La polipectomía histeroscópica es una técnica sencilla en manos experimentadas, y se realiza normalmente de manera ambulatoria con anestesia local o general. La recuperación posterior suele ser muy rápida, por lo que la vuelta a la normalidad es prácticamente inmediata, si bien algunas mujeres manchan un poco o sienten molestias similares a la regla.

Cómo afectan los pólipos endometriales a la fertilidad

Los pólipos no pueden ser pasados por alto en un estudio de fertilidad. Aunque hay discusión en cuanto a qué pólipos afectan a la fertilidad, en relación a su tamaño y localización, se ha observado que la tasa de embarazo espontáneo aumenta de un 23% a un 35% tras la realización de la polipectomía.

Además de esto, en los ciclos de fecundación in vitro varios estudios concluyen que los pólipos endometriales menores de 2 centímetros no tienen efecto sobre los resultados obtenidos.

 

¿Quieres realizarte un estudio de fertilidad y descartar la presencia de pólipos? Puedes contar con URE Centro Gutenberg. Descubre cómo es tu primera cita con nosotros, y en todo lo que podemos ayudarte si estás buscando ser madre mediante reproducción asistida.

 

Dra. Arantxa Pérez Garrido

Ginecóloga especialista en medicina reproductiva