(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg
calendario dias fertiles

¿Cómo calcular tus días fértiles para ser madre?

Toda mujer dispone de varios días al mes en los que se abre la ventana de su fertilidad. Estos días tomas como referencia el ciclo menstrual, de tal manera que si tus menstruaciones son regulares, no te costará mucho saber cuáles son los mejores días del mes para quedarte embarazada y lograr cumplir tu sueño de ser madre.

Para calcular tus días fértiles cada mes tienes que tener claras dos cosas:

  1. La fecha del primer día de tu ciclo. Tu ciclo comienza con cada regla, así que apunta la fecha del primer día de la misma. Para facilitarte las cosas y no hacerte un lío, apunta la fecha exacta en la que te baja la regla cada mes (durante al menos tres o cuatro meses), de modo que te resulte más fácil recordarlo. Puedes hacerlo en un calendario de papel o incluso en tu teléfono móvil. Existen aplicaciones móviles que te facilitan esta tarea, pero debes tener cuidado, ya que no todas son fiables. Nuestra recomendación es que lo apuntes tú.
  1. La duración media de tu ciclo menstrual. Nos referimos a los días que transcurren entre que te baja una regla y otra. Por ejemplo, si la regla te baja el 10 de noviembre y la siguiente el 3 de diciembre, tus ciclos son de 28 días. Puede haber oscilaciones entre un ciclo y otro, lo cual resulta completamente normal. Por este motivo sería recomendable que pudieras sacar una media una vez tengas los datos de tres o cuatro meses consecutivos.

Tus días fértiles son los que se aproximan al día de la ovulación. Siendo mejores los días previos. Normalmente, la mujer ovula 14 días antes de que le vaya a bajar la regla. En un ciclo regular de 28 días, la ovulación se produce el día 14 del mismo. Sin embargo, en un ciclo más corto, por ejemplo de 25 días, la ovulación se producirá aproximadamente el día 11 del ciclo. Para saber cuándo se produce en nuestro cuerpo, hay que restar 14 (número de días que dura la fase lútea) al total de nuestro ciclo.

No obstante, tus días fértiles no sólo coinciden con el día de la ovulación, sino que también existen posibilidades de quedarte embarazada aproximadamente entre cuatro días antes y después de la fecha de ovulación, siendo mejores los días previos. Durante estos días, si quieres quedarte embarazada es recomendable que mantengas relaciones sexuales sin protección con tu pareja.

 

Qué sucede cuando tus ciclos son irregulares

Los ciclos irregulares son aquellos cuya duración cambia de un mes a otro. Un ciclo dura 26 días, el siguiente 32, el siguiente 27, etc. Incluso puede darse el caso de faltar algún mes. Esto es normal tras la primera regla. Posteriormente, una vez las hormonas se han estabilizado, el ciclo debería ser más regular.

Si tus ciclos son irregulares, en primer lugar te recomendamos que acudas a tu ginecólogo para descartar que esa irregularidad sea a causa de alguna enfermedad o de desajustes hormonales que deban ser controlados (ovarios poliquísticos, quistes en los ovarios, etc.).

Cuando no existe causa concreta que provoque que tus ciclos sean irregulares, calcular el periodo fértil cada mes resulta bastante más complicado, y no sabremos con seguridad qué días son los mejores para quedarte embarazada. Por tanto, debes estar atenta a otros aspectos:

  • El moco cervical. Cuando comienzan los días fértiles la mucosidad es más abundante, clara y filante (como clara de huevo). Este es el aspecto de tu moco cervical, los días previos a la ovulación, por lo que es el momento de mantener relaciones sin protección.
  • Test de ovulación. Puedes comprarlos en cualquier farmacia, y suelen ser bastante exactos. Miden el pico de la hormona de la ovulación (hormona luteinizante) en la orina. Debes hacerte este test durante varios días seguidos. Cuando se produce este pico, el test sale positivo, entonces es momento de mantener relaciones sin protección ya que la ovulación se producirá aproximadamente 36 horas después.
  • La temperatura basal. Tómate la temperatura basal (la que tenemos al despertar) todos los días antes de levantarte de la cama, a la misma hora, con el mismo termómetro, en el mismo sitio (boca, axila…). Cuando notes que la temperatura sube entre 0,2 y 0,5 grados centígrados por encima de lo normal, significará que la ovulación se ha producido. Puedes tomar esta fecha como referencia, ya que tus mejores días fértiles son los previos a la ovulación.

Todo este lío de fechas y demás, puede resultar estresante en algunas parejas. Por ello, si no quieres estar pendiente de fechas, horas, temperaturas… nuestra recomendación, si quieres quedarte embarazada, es que mantengas relaciones sexuales sin protección entre dos y tres veces a la semana.

Si transcurridos doce meses el embarazo no llega, te recomendamos que te plantees acudir a especialistas en reproducción asistida para ser madre.

Cuando pensamos en la maternidad, debes vigilar especialmente el tema de la edad, algo de lo que hemos hablado en varias ocasiones en el blog de URE Centro Gutenberg. Nuestra recomendación en este sentido es muy clara: si tienes 35 años o más… ¡no dejes pasar más de seis meses si el embarazo no llega! Recuerda que la edad de la mujer es determinante en su fertilidad para ser madre.