(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg
resultados clínicos

Medicación hormonal en tratamientos de fertilidad: ¿para qué sirve?

Si nos comparamos con otros mamíferos, los humanos somos poco eficientes desde el punto de vista reproductivo. La probabilidad de lograr un embarazo natural es de un 23%, por mes o por ciclo ovulatorio de la mujer. En una pareja con problemas de fertilidad, esta probabilidad es aún menor: en general, de un 3% o menos.

En un ciclo natural el ovario recluta y selecciona un solo ovocito, ocasionalmente dos, de una cohorte de un número variable de óvulos. Los ovocitos no seleccionados sufrirán un proceso de muerte o atresia, lo que ocurrirá ciclo a ciclo y causa año tras año la disminución de reserva ovárica de la mujer.

El objetivo de la mayoría de los  medicamentos que se utilizan durante un tratamiento de fertilidad, ya sea una inseminación artificial o una Fecundación in Vitro, es mejorar la efectividad y eficiencia de las técnicas de reproducción asistida.

 

Ejemplos de medicación hormonal en tratamientos de fertilidad

Vamos a ponerte varios ejemplos de diferentes medicamentos que usamos en reproducción asistida, y el porqué de cada uno.

El uso de la píldora anticonceptiva, o de estrógenos orales, antes de comenzar un ciclo de estimulación en una FIV, persigue ordenar y sincronizar el desarrollo y crecimiento de los folículos en el ovario. En pacientes con baja respuesta ovárica se puede indicar un tratamiento previo con andrógenos, que mejorarían la respuesta del ovario a la estimulación.

La medicación inyectable utilizada para estimular el ovario (Gonal, Puregon, Bemfola, Fostipur, Elonva, Pergoveris, Menopur, Meriofert…) es para lograr un desarrollo folicular múltiple. En un ciclo de FIV posibilitará tener mayor número de ovocitos maduros, lo que permitirá más embriones desarrollados para seleccionar los mejores para transferir al útero, y así mejorar las expectativas embarazo.

En casos concretos existen también medicamentos orales que estimulan la ovulación, como el citrato de clomifeno (Omifin). En el caso de una inseminación artificial, la estimulación del ovario pretende asegurar una correcta ovulación. En una FIV, durante la estimulación del ovario existe el riesgo de que se produzca una ovulación prematura. Para evitar esto se utilizan medicamentos como los agonistas y los antagonistas de la GnRH, que evitan esta maduración y ovulación prematura y que desde su aparición han disminuido la cancelación de tratamientos por esta causa.

Al final de la estimulación, una vez se ha logrado un desarrollo folicular óptimo (cuando sobrepasan los 18 mm de diámetro con niveles acordes de estradiol y progesterona en sangre), se programa la extracción y recuperación de los ovocitos mediante una punción ovárica. Para desencadenar esta maduración final, generalmente se utiliza la hormona hCG (Ovitrelle).

Después de la inseminación o de la punción ovárica, en el caso de una FIV, se indica progesterona para asegurar una correcta “maduración” del endometrio, necesaria para un normal proceso de implantación del embrión.

Entendemos que el tema de los medicamentos es complicado y siempre siempre resulta una fuente de dudas y preocupaciones. Por eso, en URE Centro Gutenberg atendemos todas tus consultas al respecto. Eso sí, queremos que te quedes con una idea muy importante que despeja uno de los grandes mitos de los tratamientos de fertilidad: esta medicación hormonal es muy segura, y su objetivo es siempre mejorar la eficiencia del tratamiento de reproducción asistida.

 

¿Tienes preguntas? ¡Contacta con nosotros escribiéndonos un email!

¿Prefieres que te atienda nuestro equipo médico? Recuerda que puedes pedir cita online o por teléfono (952 122 565 para URE Málaga, o 956 638 719 para URE Algeciras).