(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg
Espermatozoides

Fertilidad masculina en declive: ¿son eficaces los tratamientos con antioxidantes?

Las alteraciones en el semen del varón como causa de infertilidad han existido siempre. No obstante, en los últimos años notamos un empeoramiento en la calidad del semen, incluso en varones muy jóvenes, lo que sin duda reduce la fertilidad y dificulta la posibilidad de tener hijos tanto de forma natural como mediante reproducción asistida (Fecundación in Vitro, inseminación artificial, etc.).

Todo parece apuntar a que las causas que motivan este deterioro, tanto de la calidad como de la cantidad de espermatozoides, tienen que ver con el estilo de vida y el entorno medioambiental. El estrés, la polución de las grandes ciudades, el sedentarismo, la mala alimentación, las ondas electromagnéticas de móviles… forman un cóctel peligroso para la fertilidad del varón.

Algunos datos sobre fertilidad masculina

En la Unidad de Reproducción Centro Gutenberg hemos estudiado a más de 250 varones candidatos a donar semen. Todos ellos menores de 30 años y aparentemente sanos. El resultado no deja dudas: el 50% de los candidatos tenían al menos alguna alteración de algún parámetro (número o movilidad, mayoritariamente) y un 18% tenía varios parámetros por debajo de la normalidad. Este porcentaje es elevado y aproximadamente un 10% superior al que teníamos hace una década.

Por otro lado, un estudio francés publicado en la prestigiosa revista científica «Human Reproduction» también habla de un deterioro grave y general de la concentración y la morfología de los espermatozoides, y demuestra que el número de espermatozoides producidos por un hombre de 35 años ha caído un 32,2% en 16 años.

Antioxidantes: ¿opción para el tratamiento de la fertilidad masculina?

En los tratamientos de reproducción asistida ya no basta con obtener espermatozoides, sino que deben ser de buena calidad.

Sabemos que el espermatozoide es una célula que sufre daño degenerativo u oxidativo como cualquier otra. Este daño oxidativo se puede calcular con el estudio del grado de fragmentación del ADN del espermatozoide, lo que puede explicarnos los menores resultados en los tratamientos de reproducción asistida.

Una solución para mejorar la calidad espermática es el uso de tratamientos antioxidantes en el varón, es decir, productos compuestos por vitaminas B, C y E, zinc, magnesio, omega 3, etc. Hay noticias alentadoras respecto a la mejora en los resultados con estos tratamientos, que por otro lado son compuestos naturales, casi libres de efectos secundarios. Pero aún faltan pruebas más concluyentes para consolidar estos productos como cien por cien eficaces.

Por otro lado, una vida sana, una mejora en la calidad de vida, la práctica regular de ejercicio físico, dejar el tabaco y las bebidas alcohólicas… son sin duda factores que benefician la fertilidad masculina.