(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg
congelacion embriones

Congelación de embriones: dudas comunes sobre este tratamiento de reproducción asistida

 

La congelación de embriones mediante vitrificación, o congelación ultra rápida, es uno de los tratamientos de reproducción asistida que realizamos en URE Centro Gutenberg. Se trata de un procedimiento muy útil, que nos permite conservar embriones que no vamos a transferir en un mismo ciclo. Esto puede ser porque se trate de embriones sobrantes, o porque el endometrio de la mujer no esté preparado, pudiendo transferirlos en un ciclo posterior.

Nuestra experiencia nos dice cuándo podemos congelar embriones sobrantes. Esto es en entre un 20 y un 30% de los tratamientos de FIV con ovocitos propios. Y en entre el 40 y el 50% de los tratamientos con ovocitos donados u ovodonación.

Seguramente tengas dudas alrededor de este tratamiento de reproducción asistida. Somos conscientes de que suele generar muchas preguntas, que se convierten en recurrentes en nuestras consultas de fertilidad. Por eso, hoy queremos darte respuesta a varias de ellas.

¿Cómo se congelan los embriones?

La vitrificación es un sistema de congelación ultrarrápida, en el que introducimos los embriones en nitrógeno líquido. Así, pasan de estar a una temperatura de 23 grados, a -196 de manera súbita.

Esta velocidad de enfriamiento tan elevada, junto al uso de crioprotectores, evita la formación de cristales de hielo, lo que impide que las estructuras celulares resulten dañadas. De este modo, al descongelarse los embriones reanudarán su división celular y su desarrollo sin alteraciones.

Los embriones descongelados, ¿ofrecen las mismas probabilidades de éxito?

Hoy en día la utilización de embriones congelados tras un ciclo de Fecundación in Vitro ofrece, prácticamente, las mismas posibilidades de embarazo que cuando se usan en fresco.

De hecho, cada vez más estudios evidencian tasas similares de éxito entre embriones frescos y congelados. Incluso hay autores que reflejan tasas superiores de embarazo con embriones congelados.

¿Cuánto tiempo pueden estar los embriones congelados?

Una vez estén vitrificados, los embriones pueden permanecer almacenados en ese estado durante un tiempo ilimitado.

Además, el periodo de congelación no alterará tampoco la calidad de los embriones criopreservados.

 ¿Cómo se realiza la criotransferencia, o un tratamiento de embriones congelados?

La criotransferencia resulta más sencilla y económica, puesto que no conlleva la misma preparación que la fecundación in vitro, que requiere de inyecciones diarias, sedación, quirófano, etc.

Este tratamiento consiste en la preparación del endometrio para la recepción de los embriones. Hay dos opciones: mediante un ciclo natural, o mediante un ciclo sustituido, con la administración hormonal secuencial de estradiol y progesterona.

Ambos métodos de preparación endometrial se han mostrado igual de eficaces respecto a los resultados. Por eso, en URE Centro Gutenberg la elección de uno u otro vendrá exclusivamente motivada por criterios médicos, así como de comodidad y seguridad de la paciente.

¿Qué calidad suelen tener los embriones congelados?

La calidad de los embriones es la misma en el momento de la congelación que una vez descongelados. Es decir, presentan las mismas características morfológicas. Son muy pocos los casos donde se ve modificada su calidad, o no sobreviven a la descongelación.

¿Qué porcentaje de supervivencia tienen los embriones congelados?

El éxito de la técnica dependerá de la calidad embrionaria y de su capacidad para superar el proceso de congelación y descongelación. Aquí vemos una clara diferencia entre los embriones procedentes de una fecundación in vitro con ovocitos propios, frente a los de ovocitos donados u ovodonación.

La tasa de supervivencia se sitúa en un 97% con los embriones conseguidos con ovocitos donados, y un 90% para los de una FIV con ovocitos propios. La tasa media de embarazo evolutivo se sitúa alrededor del 51%.

¿Qué pasa si ya no necesito los embriones congelados?

Según la ley española de reproducción asistida (Ley 14/2006), el destino de los embriones criopreservados sobrantes de un ciclo de FIV está claro: pueden ser utilizados en el futuro por la propia mujer/pareja, pueden ser donados con fines reproductivos o científicos, o deberán destruirse.

Hace tiempo hablamos con mayor detalle en el blog de qué hacemos con los embriones sobrantes. Te recomendamos leer el artículo, ya que profundizamos en esta cuestión para aclarártela todo lo posible.