(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg

Cuándo congelar embriones tras un ciclo de Fecundación in Vitro (FIV)

La utilización de embriones congelados tras un ciclo de Fecundación in Vitro, en la actualidad, ofrece prácticamente las mismas posibilidades de embarazo que cuando se usan los embriones en fresco. No en todos los casos se obtienen embriones suficientes y con la calidad óptima para poder congelar alguno pero, en los tratamientos en los que es posible, se aumenta en gran medida la probabilidad de conseguir un embarazo.

La experiencia en URE Centro Gutenberg nos dice que podemos congelar embriones sobrantes en entre un 20 y un 30% de los tratamientos de FIV con ovocitos propios, y en entre el 40 y el 50% de los tratamientos con ovocitos donados. Además, entre el 5 y el 10% de los ciclos deben congelar los embriones, ya que por diversos motivos es mejor transferirlos en un ciclo posterior.

 

Cómo se congelan los embriones tras la Fecundación in Vitro

En la Unidad de Reproducción Centro Gutenberg congelamos los embriones mediante vitrificación, un procedimiento eficaz y seguro que actualmente presenta tasas de supervivencia de los embriones tras la descongelación por encima del 75%. Teniendo en cuenta esta elevada supervivencia, la posibilidad de congelar embriones aumenta en gran medida la eficacia de un ciclo de Fecundación in Vitro.

Gracias a esto, muchas mujeres pueden alcanzar su deseo reproductivo y tener más de un hijo sometiéndose a un solo tratamiento de FIV. Además, en la URE la mayoría de los ciclos de criotransferencia se realizan durante un ciclo natural de la mujer. Esto significa que, generalmente, se administra muy poca medicación, por lo que el procedimiento es muy sencillo y no requiere grandes esfuerzos por parte de la mujer.

 

Cómo es el proceso en un tratamiento de Fecundación in Vitro

En un tratamiento de Fecundación in Vitro, una vez extraídos los ovocitos y puestos en contacto con el espermatozoide, lo normal es que se produzca la fecundación. Durante los tres días siguientes a la fecundación, los embriones se dividen en células del mismo tamaño y estas se distribuyen por igual, en todo el embrión, en forma de “mora”. En este momento decimos que el embrión se encuentra en estadio de células.

A partir del cuarto día, en la mayoría de los embriones que han tenido un desarrollo correcto se producen una serie de eventos, que se evidencian en un cambio total de la estructura del embrión: se forma el blastocisto, estadio previo a la implantación. En cultivo, este estadio se debe alcanzar entre cinco y seis días después de la fecundación, y lo consiguen aproximadamente un 60% de los embriones de buena calidad.

Una vez obtenidos los embriones en cultivo y según cada caso, en la mayoría de los tratamientos se puede elegir el estadio de desarrollo en el que los embriones se transfieren al útero de la mujer o se congelan para un tratamiento posterior. Los embriones se pueden utilizar en cualquiera de los momentos de su desarrollo, siendo los más comúnmente elegidos el estadio de células (día 2 o 3 del desarrollo embrionario) y el de blastocisto.

 

Cómo se selecciona el momento de transferir o congelar embriones en FIV

La elección del momento en el que se transfieren y/o congelan los embriones de un ciclo de Fecundación in Vitro depende de muchos factores, relacionados tanto con el número y la calidad de estos, como con la historia clínica y reproductiva de la pareja. Mantener a los embriones en cultivo más días, aunque aún no está claro que aumente las posibilidades de embarazo, en muchos casos es aconsejable tanto para seleccionar los que se van a transferir, como para escoger los que se van a congelar con las mejores posibilidades de éxito. Todo depende del caso individualizado de cada mujer o pareja.

En cuanto al momento en que congelamos los embriones, esto es: día +2 o +3 desde la fecundación, estadio de células o día +5 o +6 en estadio de blastocisto. Según la experiencia que tenemos en URE Centro Gutenberg, podemos decir que se congelan un número muy superior de embriones en estadio de células que en el de blastocisto. Además, la tasa de embarazo y de implantación de los blastocistos es algo superior, mientras que la tasa de supervivencia de estos es ligeramente inferior respecto a los embriones congelados en estadio de células.

Sea como sea, cada caso es diferente y no hay un patrón fijo a seguir. En la Unidad de Reproducción Centro Gutenberg elegimos el momento más idóneo para cada tratamiento en particular, siempre con el objetivo de obtener los mejores resultados finales. De esta manera, en los últimos años hemos mantenido unas tasas de embarazo con embriones congelados de entre el 50 y el 68% con ovodonacion y propios.

En la URE tenemos gran confianza en las técnicas de criotransferencia, y nos esforzamos en la continua investigación y mejora de este procedimiento. Gracias a ello ya nos situamos en una tasa de supervivencia de embriones muy cercana al 100% y una tasa de embarazo que, en muchas ocasiones, comienza a superar a la tasa de embarazo del propio tratamiento.