(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg
histeroscopia

¿Qué es una parada técnica en las clínicas de fertilidad y reproducción asistida?

Para que un laboratorio de reproducción asistida tenga buenos resultados en tasas de embarazo, implantación y niño nacido vivo en casa, es fundamental seguir un programa de control de calidad. Este programa permite un seguimiento y una supervisión exhaustivos de todos los equipos que componen el laboratorio. De esta forma desde la Unidad de Reproducción Centro Gutenberg podemos ofrecer a los pacientes un óptimo servicio y un trabajo de máxima calidad.

Nuestro día a día en el laboratorio de FIV y andrología conlleva una serie de procedimientos que deben realizarse en un ambiente estrictamente controlado. Esto influye directamente en el correcto desarrollo de los embriones, fruto de la fusión del ovocito con el espermatozoide. Por este motivo dicho ambiente debe estar libre de patógenos, sin tóxicos y bajo un estricto control de parámetros, tales como temperatura, humedad y presión, entre otros.

La importancia de la revisión de equipos

Es fundamental que, al menos una vez al año, los equipos que forman parte del laboratorio (incubadores, cabinas de flujo, microscopios, lupas, centrifugas, banco de embriones…) sean revisados, calibrados e higienizados.

La coordinación de una parada técnica requiere una importante organización y planificación del trabajo, y un gran esfuerzo no solo de los trabajadores de la URE, sino también por parte de nuestras pacientes. Este proceso nos obliga a retrasar todos los tratamientos que requieran del laboratorio de FIV hasta que todos los procedimientos de revisión hayan finalizado con éxito.

Cuándo hacemos esta parada técnica

En URE Centro Gutenberg solemos hacer esta parada técnica a final de año, durando aproximadamente tres semanas. Comenzamos una vez que todos los tratamientos están finalizados, haciendo una puesta a punto y limpieza de todos y cada uno de los equipos que forman parte del laboratorio de FIV.

Estas comprobaciones deben realizarse siempre por empresas autorizadas, cuyo servicio técnico disponga tanto de personal altamente cualificado, como de los aparatos de calibración necesarios. Una vez finalizada dicha revisión cada empresa que ha intervenido en el proceso emite un informe, donde consta que el equipo en cuestión se encuentra en perfecto estado.

A partir del momento de recibir este informe favorable nuestra Unidad reanudará los tratamientos que requieran del uso del laboratorio de FIV, con la tranquilidad de ofrecer el mejor servicio en búsqueda de los mejores resultados.