(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg
Nos cuentan su historia: Paloma y Lucía | URE Centro Gutenberg

Nos cuentan su historia: Paloma y Lucía.

 

En URE Centro Gutenberg queríamos hacer algo especial por el Día de la Madre, algo dedicado a vosotras, mamis después de un largo y duro camino como es el de la infertilidad. Y nos ha parecido que estrenar nueva sección en el blog podía ser un bonito regalo.

Hemos llamado a esta sección “Nos cuentan su historia”. Un espacio donde compartiremos el recorrido que os lleva conseguir vuestro sueño: el de ser MADRES.

Hoy compartimos contigo la historia de Paloma. Un testimonio sobre su paso por nuestra clínica de fertilidad, que nos motiva a seguir trabajando, que nos emociona y nos alegra. Te dejamos con sus palabras.

 

Cuéntanos como conociste URE Centro Gutenberg

Siempre había oído hablar de vosotros desde bien pequeña. En los últimos tiempos había visto en publicidad otras clínicas, pero la vuestra siempre me dio más confianza por el tiempo que lleva en marcha.

Tras tu primera cita con nosotros, ¿qué te hizo elegir URE Centro Gutenberg para ser madre?

La normalidad con la que me acogisteis, y lo claro que me lo explicasteis todo. Creo que es muy importante la empatía con el paciente.

Cuéntales a otras mamás cuáles fueron tus primeras dudas antes de someterte a reproducción asistida

Sobre todo, qué tratamiento tendría que hacerme. También el tiempo que me llevaría todo ello, cómo me podría afectar la medicación hormonal

¿Qué tratamiento de fertilidad te recomendó el equipo de médicos ¿Inseminación artificial? ¿Fecundación in Vitro? ¿Ovodonación?

En principio, tras hacerme unas pruebas iniciales, me recomendaron inseminación artificial. Y si este método no tuviese éxito podría intentar la fecundación in vitro (FIV), donde alcanzaría más tasa de éxito.

¿Qué miedos tenías, cómo los fuiste superando, qué sentías durante el tratamiento…?

Durante los tratamientos de FIV me sentía bastante bien. La medicación no me afectó mucho.

Lo que más afecta es la parte psicológica, es decir, la ansiedad que genera la incertidumbre de qué pasará en cada ciclo. Son cuestiones que no tienen respuestas, porque la naturaleza muchas veces es impredecible, y el no poder controlar cada circunstancia que ocurra genera angustia. Pero hay que saber esperar y aceptar todo lo que el equipo médico crea conveniente.

Luego, uno de mis miedos era la extracción de óvulos. Pero tras pasar por ella me di cuenta que era solo un paso más, y ni me enteré al ir con anestesia.

¿Qué consejos le darías a otras madres y parejas que están pensando en recurrir a un tratamiento de fertilidad?

Que lo intenten, porque el problema que tengan para concebir puede empeorar con el tiempo. Es mejor, si tienen claro que quieren un hijo, hacerlo lo antes posible para no perder posibilidades.

Merece la pena cada paso, sea o no productivo, para al final ser papás. Porque las cosas que se luchan, se consiguen. Recomiendo sobre todo ser positivos. Creo que es muy importante la actitud frente a los tratamientos de reproducción asistida, aunque a veces sean más largos de lo que inicialmente se piensa. Luego, cuando tienes a tu bebé en brazos todo se olvida, y solo sientes orgullo y felicidad por haberlo conseguido.

Todo se valora más cuando te das cuenta de que las cosas, a veces, no son tan fáciles. Yo ya había sido mamá de otra niña y no tuve problemas para concebir. Está vez me tocó recurrir a la fecundación in vitro, y se ve de forma diferente todo. Valoro muchísimo más el milagro de traer un hijo al mundo, y de que existan métodos para ayudar a parejas que tienen tanta ilusión por ser padres.

 

Así que os animo a todos a intentarlo, porque la recompensa es preciosa, y en mi caso se llama Lucía. Gracias de nuevo a URE Centro Gutenberg por hacerlo realidad. Un placer contestar estas preguntas.