(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg
acido folico

La importancia del ácido fólico durante el embarazo

 

Seguro que has oído hablar de la importancia de tomar ácido fólico antes y durante el embarazo. Pero… ¿sabemos realmente por qué? En URE Centro Gutenberg nos hemos dado cuenta de que son muchas las dudas relacionadas con la toma de esta vitamina durante el embarazo.

¡Pero las dudas acaban hoy! Con este artículo nos hemos propuesto responderte a las preguntas más comunes en torno al ácido fólico, que muchas de nuestras pacientes nos realizan en consulta.

¿Qué es el ácido fólico?

Lo primero es definir claramente de qué estamos hablando, ¿verdad? Bien, pues el ácido fólico es una vitamina hidrosoluble, del grupo de vitaminas B esencial para el sistema nervioso y la regeneración de las células.

Para que te quede más claro, debes saber que entre las funciones del ácido fólico destacan especialmente tres: el crecimiento celular, la formación de glóbulos rojos y la producción de ADN.

¿Por qué tomar ácido fólico durante el embarazo?

Existen dos motivos fundamentales, por los que se recomienda tomar ácido fólico durante el embarazo.

En primer lugar, la aportación diaria de ácido fólico a través de los alimentos es menor que la que necesita una mujer embarazada. Según la Sociedad Española de Ginecología, la ingesta diaria recomendada de ácido fólico en mujeres es de 200 microgramos (ug) al día. Sin embargo, si estás buscando un embarazo o ya te encuentras embarazada, esta cantidad debería situarse entre los 400 y los 800 microgramos diarios. Finalmente, las mujeres en periodo de lactancia deberían consumir unos 300 ug al día.

Nuestra dieta mediterránea es buena para la fertilidad y puede aportar los 200 ug diarios recomendados, pero no los extras que requiere una mujer embarazada para el correcto desarrollo del embrión. Por eso se receta ácido fólico a diario.

El segundo motivo por el que es recomendable tomar ácido fólico durante el embarazo es porque el cuerpo humano no es capaz de almacenarlo. Lo que el cuerpo no utiliza es eliminado a través de la orina, lo que hace necesario que se ingiera de manera natural en los alimentos.

¿Qué hace el ácido fólico en el embarazo?

Existen muchos estudios que evidencian que el consumo de ácido fólico durante el embarazo disminuye la probabilidad de malformaciones del bebé. Por ejemplo:

  1. Disminuye las posibilidades de malformaciones del sistema nervioso central del feto, como el desarrollo incompleto del cerebro y la espina bífida.
  2. Previene la aparición del labio leporino y el paladar hendido.
  3. Reduce el riesgo de cardiopatías congénitas.
  4. Disminuye el riesgo de anemia en el embarazo.
  5. Reduce la probabilidad de aborto espontáneo, la aparición de preclamsia y parto prematuro.

¿Cuándo hay que empezar a tomar ácido fólico?

Lo ideal es empezar un mes antes de iniciar la búsqueda del embarazo, ya que el sistema neuronal del feto se desarrolla durante las cuatro primeras semanas de gestación.

¿Qué alimentos son ricos en ácido fólico?

Los alimentos más ricos en ácido fólico son las verduras de color verde. Judías, espinacas, brócoli, acelgas… son una excelente elección para consumir buenos niveles de esta vitamina.

El hígado de ternera, las semillas de girasol y las legumbres también son una importante fuente de ácido fólico, por lo que puedes combinar estos alimentos con las verduras.

Finalmente, en cuanto a las bebidas, el zumo de naranja natural y la cerveza sin alcohol encabezan la lista de las que aportan una mayor cantidad de esta vitamina. ¡Te recomendamos apostar por ellas para refrescarte!