(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg
alimentación saludable

Alimentos que mejoran la fertilidad femenina: mitos y realidades

En pleno auge de la alimentación “natural”, los “super” alimentos y los alimentos “enemigos”, desde URE Centro Gutenberg queremos hablarte de la alimentación orientada a la fertilidad. Y es que hay una serie de errores o falsos mitos que, repetidos mil veces, parecen haberse convertido en verdades. ¿Hay alimentos que pueden ayudarte a conseguir un embarazo? Vamos a verlo…

Una alimentación saludable y una dieta equilibrada siempre son la mejor opción. Favorece nuestro estado de salud general, refuerza nuestras defensas y nos hace sentir bien.

No obstante, debemos saber que en la fertilidad no sólo influye la dieta, sino también la exposición a químicos presentes en muchos de nuestros alimentos. Existen evidencias científicas que asocian tanto la calidad del semen como la de los óvulos con la exposición continuada a químicos. Estos tóxicos están presentes en alimentos como algunos edulcorantes y conservantes, abonos químicos y pesticidas en frutas y verduras, hormonas contenidas en la carne, y los que se desprenden de los envases de plástico.

 

Qué alimentos son buenos para tu salud y fertilidad

Sin duda, las frutas y verduras frescas. Se trata de alimentos ricos en antioxidantes, que cuidan todas nuestras células, incluyendo óvulos y espermatozoides. Son los grandes “amigos” de la fertilidad. Además, nos ayudan a desintoxicar nuestro organismo.

Tampoco te olvides de las legumbres, vegetales de hoja verde como las espinacas y acelgas, y cereales integrales. Sustituye el pan blanco por el pan integral, mucho más nutritivo y con toda su fibra y propiedades. Además de trigo puedes probar con otros cereales de fácil acceso en tiendas, como la avena, la espelta, la quinoa… Siempre integrales.

Los frutos secos y el pescado azul también son ideales para la fertilidad. Los ácidos grasos omega-3 presentes en estos alimentos impiden la acumulación de grasa en nuestras arterias, y son aliados de nuestra memoria. Incluye en tu dieta salmón, sardinas, arenques, caballas, nueces y avellanas y no se te pasará una cita.

Hablemos ahora del hierro. La carencia de hierro está relacionada con la infertilidad. Además, si estás pensando en quedarte embarazada, tus reservas de hierro deben estar completas, ya que durante el embarazo existe una tendencia natural hacia la anemia. El hierro no sólo se encuentra presente en la carne: las legumbres, espinacas y frutos secos nos ayudan a alcanzar niveles óptimos de este mineral.

En cuanto al aceite de oliva virgen extra, se trata de un alimento absolutamente natural, sin refinar, repleto de polifenoles y grasa moninsaturada, por lo que también te recomendamos que sea una parte fundamental de tu dieta.

¿Y el agua? Es fundamental que, para mejorar tu fertilidad, te hidrates bebiendo agua y otros líquidos ricos en antioxidantes, como el té verde (siempre con moderación). Eso sí, evita las bebidas azucaradas o edulcoradas, incluyendo los zumos procesados. ¡Apuesta por bebidas naturales!

 

Qué alimentos debes evitar porque pueden perjudicar tu salud y fertilidad

Al igual que algunos alimentos van a beneficiar tu fertilidad y camino hacia el embarazo sano, otros pueden resultar perjudiciales. Por ejemplo, evita la bollería y pastelería industrial, así como los alimentos procesados y/o refinados (como el azúcar blanco y la harina). Se trata de productos que han sufrido importantes modificaciones de su estado natural, eliminando gran cantidad de nutrientes, y a los que se les ha añadido grasas poco saludables, aditivos, químicos, sal y azúcar en exceso.

Los alimentos precocinados son otro ejemplo de productos a evitar si quieres mejorar tu fertilidad. Intenta cocinar cositas sencillas, de temporada. De esta manera sabrás realmente lo que comes y aprovecharás los mejores productos.

El alcohol y la cafeína tampoco son buenos compañeros. Recuerda que estas sustancias resultan poco recomendables durante el embarazo, por lo que debes evitarlas si quieres ser madre. Di no a las bebidas alcohólicas y reduce la cantidad de café que tomas al día.

Por otro lado, te recomendamos evitar el consumo en exceso de lácteos. Es mejor que los tomes desnatados, y sin azúcar o edulcorantes. Prueba a acompañarlos de fruta fresca, cereales integrales o frutos secos.

 

¿Qué te parecen estas recomendaciones? En URE Centro Gutenberg no creemos que exista una dieta específica para la fertilidad, pero sí somos conscientes de que ciertos cambios en la alimentación pueden favorecer tu estado de salud general y, en consecuencia, el logro de un embarazo.

Recuerda, además, que el sobrepeso y la obesidad son una barrera para tu fertilidad. Las mujeres con obesidad mórbida tienen más del doble de riesgo de trastornos ovulatorios. En el extremo contrario, tampoco es bueno el bajo peso, que se asocia normalmente a carencias y déficits nutricionales. Una alimentación variada, equilibrada y casera, acompañada de ejercicio físico moderado, te ayudará a mantener tu peso y mejorar tu fertilidad.