(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg
historias reales gutenberg

Nos cuentan su historia: Mar. “Hay que mantener la calma e ir paso a paso”

Hoy te traemos a nuestra sección de Historias reales un nuevo testimonio. La historia de Mar, una chica con síndrome de ovario poliquístico que confió en nosotros para que le acompañáramos en su camino hacia la maternidad.

Muchas gracias, Mar. Gracias por contar tu historia. ¡Has luchado como una campeona! Y no contenta con tu lucha te uniste también a la de visibilizar y normalizar la infertilidad, contando tu experiencia en las redes sociales y ayudando a futuras mamás a superar sus miedos.

En URE estamos tremendamente orgullosos de ti y de poder formar parte de tu familia. Aquí contamos tu historia.

Cuéntanos cómo conociste URE Centro Gutenberg

Soy profesora de educación infantil y, al comentar lo que nos estaba ocurriendo con algunas familias con las que tenía más confianza, terminaron por confesar que ellos habían tenido que pasar por lo mismo. La gran mayoría había hecho los tratamientos en URE Centro Gutenberg, así que para mí siempre fue un centro de referencia.

Tras tu primera cita con nosotros, ¿qué te hizo elegir URE Centro Gutenberg para ser madre?

Sin duda alguna lo que nos hizo decidir seguir adelante con el tratamiento y quedarnos en el centro fue el trato tan espectacular que recibimos desde el minuto uno. Todo el mundo nos trató con muchísima humanidad y cariño. Además el buen “feeling”, la sinceridad y transparencia de la Dra. Arantxa Pérez.

Cuéntales a otras mamás cuáles fueron tus primeras dudas antes de someterte a reproducción asistida

Cuando te tienes que someter a un tratamiento de reproducción asistida la cabeza se te llena de mil preguntas…  ¿Funcionará? ¿En qué consiste? ¿Cómo me voy a sentir con la medicación? ¿Me dolerá? ¿Cómo será eso de la punción ovárica?

¿Qué tratamiento de fertilidad te recomendó el equipo de médicos? ¿Inseminación artificial? ¿Fecundación in vitro? ¿Ovodonación?

Nosotros ya veníamos de otro centro en el que la experiencia había sido bastante mala… Ya llevábamos a nuestras espaldas una FIV con dos transferencias fallidas, así que al llegar a Gutenberg estaba claro que nos íbamos a una fecundación in vitro del tirón.

¿Qué miedos tenías, cómo los fuiste superando, qué sentías durante el tratamiento…?

Fue un tratamiento complicado, puesto que mis ovarios no respondían como en un principio se esperaba de ellos. El recuento final de ovocitos no fue elevado y sabíamos que íbamos muy al límite. Mi mayor miedo era llegar al día de la transferencia embrionaria y que no hubiera ningún embrión, y por lo tanto nada para transferir.

Mi máxima en todo el tratamiento fue mantener la calma e ir paso a paso. Cuando ya hicimos la transferencia de los dos únicos embriones que quedaron me repetía a mí misma, una y otra vez, que ya no estaba en mi mano lo que pasara a partir de ese momento, y que solo me quedaba confiar.

¿Qué consejos le darías a otras madres y parejas que están pensando en recurrir a un tratamiento de fertilidad?

Les diría que van a recorrer un camino de muchas subidas y bajadas. Que van a vivir como en una montaña rusa. Pero deben visualizar ese camino como un camino de aprendizaje, no como un calvario o una tortura.

La infertilidad te cambia la vida y te aporta un montón de cosas positivas, aunque pueda sonar raro. Aprendes a relativizar, a ver el lado positivo de las cosas, aprendes a conocerte mejor y a darte cuenta de lo fuerte que puedes llegar a ser.

Y al final llega la recompensa a todo ese esfuerzo y todo ese aprendizaje… ¡y es simplemente MARAVILLOSO!

 

¿Quieres conocer más testimonios como el de Mar? Puedes hacerlo desde nuestra sección de Historias reales, a la que trasladamos las opiniones y vivencias de pacientes que han pasado por nuestra clínica de fertilidad.

¿Te hiciste un tratamiento en URE hace tiempo y quieres contarnos cómo fue? ¡Ponte en contacto con nosotros! Nos alegrará mucho volver a saber de ti y darte un espacio para que cuentes tu historia.