(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg
historias reales gutenberg

Nos cuentan su historia: Gema. “Cuando tengáis al bebé en vuestros brazos todo habrá merecido la pena”

Hoy te traemos a la sección de historias reales de la Unidad de Reproducción Centro Gutenberg a una paciente muy especial para nosotros, que acudió a nuestra clínica de Algeciras.

Y decimos especial por su valentía, por no esconder sus problemas de fertilidad, ayudando así a todas las que están sumergidas en este mundo pensando que están solas. ¡No es así! Una de cada cuatro parejas necesita ayuda de la reproducción asistida para cumplir su deseo de ser padres.

Muchas gracias, Gema. Gracias por tus palabras y por la frase tan mágica que regalaste a nuestro doctor en su día: “Gracias por ser la llave que abre el candado de los sueños”. ¿Puede será más bonita? Aquí va tu historia.

Cuéntanos cómo conociste URE Centro Gutenberg

Conocía el Centro Gutenberg de oídas, escuchaba a la gente hablar bien de la clínica.

Tras tu primera cita con nosotros, ¿qué te hizo elegir URE Centro Gutenberg para ser madre?

Recuerdo la primera cita, muy nerviosa. El primer diagnóstico no fue muy favorable, así que al otro día el doctor me llamó y me dijo: “ven otra vez que quiero volver a verte, tú caso me está dando mucho que pensar. No te preocupes por el dinero, te veré gratis”.

Esas palabras fueron las que me incitaron a quedarme en esta clínica. El trato tan bueno… justo fue eso, el trato.

Cuéntales a otras mamás cuáles fueron tus primeras dudas antes de someterte a reproducción asistida

Tenía muchas dudas, estaba a punto de sumergirme en un mundo totalmente desconocido.

Una de ellas era el tiempo. ¿Cuánto tendré que esperar para conseguir el positivo? ¿Funcionará el tratamiento? ¿Podré conseguir ser mamá algún día? ¿Y si me quedo embarazada de dos bebés?

¿Qué tratamiento de fertilidad te recomendó el equipo de médicos? ¿Inseminación artificial? ¿Fecundación in vitro? ¿Ovodonación?

Mi doctor, el Dr. Claudio Álvarez, desde el primer momento apostó por la estimulación ovárica y de forma natural (coitos programados).

¿Qué miedos tenías, cómo los fuiste superando, qué sentías durante el tratamiento…?

Mi principal miedo era no poder ser madre, cada día pensaba lo mismo. ¿Y si no lo consigo? Poco a poco, con el tiempo y viendo que mi cuerpo respondía a los tratamientos, pensaba que cada día estaba más cerca de cumplir mi sueño de ser mamá.

¿Qué consejos le darías a otras madres y parejas que están pensando en recurrir a un tratamiento de fertilidad?

Mi consejo es que no duden en pedir ayuda. Están en las mejores manos. Si yo lo he conseguido, tú también lo conseguirás, confía en los profesionales del Centro Gutenberg. Paciencia, mucha paciencia, aunque sea difícil.

El proceso tiene momentos difíciles y también otros muy buenos, pero cuando tengáis al bebé en vuestros brazos os aseguro que todo habrá merecido la pena.

Os dejo una anécdota que viví durante el proceso. Mis ovarios no respondían al penúltimo tratamiento, así que lo cambiamos y fui a la clínica para la revisión semanal. No tenía esperanzas de recibir buenas noticias y el doctor, que ya me iba conociendo, me dijo: “¡Ay, mujer de poca fe!”.

Ahí estaba creciendo un precioso folículo con forma acorazonada, y al verlo dije… ¡será una niña! Recuerdo que el doctor me regaló una prueba de embarazo y me dijo que mi regalo de navidad sería el positivo.

Nunca nadie me había regalado un sueño por navidad. Ese precioso folículo hoy se llama Leila.

Gracias, Gema, por contarnos tu preciosa historia. ¡No sabes cuánto nos alegramos por ese sueño cumplido!

Recuerda que en URE Centro Gutenberg compartimos periódicamente diferentes historias reales de pacientes que han pasado por nuestra clínica de fertilidad. No lo hacemos por echarnos méritos sino para que conozcas de cerca, en sus propias palabras, cómo ha sido el paso de estas parejas y mujeres solteras por la reproducción asistida.

¿Has sido mamá o papá con nosotros y te gustaría compartir tu historia? ¡Contáctanos! Nos haría muy felices volver a saber de ti y que puedas contar tu caso desde nuestro blog.