(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg
embarazada gutenberg

Listeriosis en el embarazo. Te resolvemos todas tus dudas

 

Esta palabra ha pasado de ser totalmente desconocida a la más buscada en Google en las últimas semanas, y más aún si estás embarazada, puesto que sois, junto a los niños, las personas mayores, y personas con el sistema inmunitario debilitado  (por enfermedades como VPH, hepatitis C…)  la población más vulnerable.

Para las personas que tienen buenas defensas esta infección no suele suponer ningún problema. Sin embargo, en aquellas con las defensas un poco debilitadas el peligro de complicaciones es mucho mayor. Por eso desde URE Centro Gutenberg, como centro médico especializado en reproducción asistida, queremos aclararte algunos puntos sobre esta enfermedad. Cuestiones que nuestras pacientes nos vienen realizando estas últimas semanas en relación a la listeriosis en el embarazo.

¿Qué es la listeriosis?

La listeriosis es una enfermedad transmitida por una bacteria llamada listeria monocytogenes. Este tipo de bacterias las podemos encontrar en alimentos crudos y procesados, productos con leche no pasteurizada, agua contaminada, etc.

¿Cómo se contagia la listeriosis?

El contagio se produce fundamentalmente por consumir alimentos contaminados. Aunque esta bacteria puede estar en otros ambientes como aguas contaminadas, el suelo, las heces de los animales… Lo más común es encontrarla en materia orgánica en descomposición (leche, mantequilla, queso, carne y pescado).

¿Cuáles son los síntomas de la listeriosis?

Los síntomas son muy variables, dependiendo de la población afectada. Una persona sana, fuerte y con un sistema inmunológico equilibrado podría pasar la infección sin notar nada. En cambio, la población con un sistema inmunológico debilitado experimentaría síntomas parecidos a los de una gripe común: fiebre, dolores de cabeza y dolores musculares. En algunos casos también pueden aparecer síntomas digestivos y/o dolor abdominal.

 ¿Cómo puede afectar la listeriosis en el embarazo?

El principal problema de la listeriosis en el embarazo es la alta probabilidad de que pase al feto. Al ser una enfermedad rara, el diagnóstico y el tratamiento suelen llegar cuando las consecuencias son irreversibles.

Si la infección ocurre en los primeros meses de embarazo, puede llevar a un aborto o una muerte fetal intraútero. Si es al final del embarazo, causa infección de las membranas placentarias y del líquido amniótico, y parto prematuro.

¿Cómo se diagnostica la listeriosis?

El diagnóstico se hace mediante una prueba de laboratorio donde se realiza un cultivo bacteriano de una muestra de sangre, líquido amniótico, etc.

 ¿Cuál es el tratamiento para la listeriosis?

Como hemos dicho anteriormente, en personas sanas que no estén dentro del grupo de riesgo la listeriosis no suele requerir tratamiento. Dentro del grupo de riesgo, ante sospecha de síntomas de infección por listeria es importante iniciar un tratamiento antibiótico lo antes posible. Esto puede mejorar el pronóstico e incluso curar la infección antes de que aparezcan complicaciones.

¿Cómo se puede prevenir el contagio por listeriosis?

Si estás embarazada o formas parte de otros grupos de riesgo, te dejamos una serie de precauciones para minimizar un posible contagio:

  • Cocinar muy bien todos los alimentos. Sobre todo los productos cárnicos y los huevos, de tal forma que se alcance la temperatura adecuada para eliminar la bacteria.
  • Lavar muy bien los productos frescos, como verduras y frutas, antes de consumirlos.
  • Evitar alimentos elaborados con leche no pasteurizada. A menudo los quesos para untar (brie, camembert…), los quesos azules y el feta, suelen hacerse con leche sin pasteurizar. Te aconsejamos leer bien la etiqueta antes de consumirlos.
  • Evitar tomar patés no enlatados o pescados ahumados o crudos, si se desconoce si ha habido un buen proceso de manipulación.
  • Lavarse muy bien las manos, sobre todo después de manipular alimentos crudos.
  • Utilizar lo antes posible los productos perecederos que estén precocinados, o que vengan listos para comer.

 

¿Hemos resuelto tus dudas sobre listeriosis en el embarazo? Si crees que podrías estar afectada, o has consumido recientemente productos relacionados con esta bacteria, acude a tu centro de salud más cercano.

También te recomendamos seguir la web de la Agencia española de consumo, seguridad alimentaria y nutrición (AECOSAN). En la misma existe un apartado sobre alertas alimentarias de interés general, desde el que se informa de manera fiable y actualizada sobre este tema. Asimismo, dentro de este portal tienes información más amplia sobre la listeriosis