(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg
espermatozoides

Congelación de semen paso a paso: cómo preservamos la fertilidad masculina

La congelación de semen es una técnica muy utilizada en un laboratorio de reproducción asistida, ya que nos permite preservar la fertilidad masculina. Gracias a ella conseguimos criopreservar los espermatozoides contenidos en el semen y almacenarlos, para utilizarlos en el futuro mediante técnicas de reproducción asistida.

La criopreservación de semen es un proceso en el cual los espermatozoides son congelados a muy baja temperatura (entre -80º C y -196º C), de forma que sus funciones vitales se mantienen suspendidas y pueden ser recuperadas tras la descongelación.

¿Cómo se preserva la fertilidad masculina a través de la congelación del semen? Seguro que tienes dudas al respecto, así que hemos preparado este artículo para explicarte paso a paso en qué consiste esta técnica.

 

¿Por qué se congela el semen?

Lo primero que debes saber al respecto de la congelación de semen es que el objetivo principal de la criopreservación de espermatozoides es preservar la fertilidad masculina, ya que como imaginarás esta también importa en reproducción asistida, y en ocasiones se ve comprometida debido a diferentes motivos. Por ejemplo:

– Enfermedades o tratamientos médicos que pueden afectar a la producción de espermatozoides, como tumores testiculares o tratamientos oncológicos con quimioterapia y/o radioterapia.

– Baja calidad seminal, que puede empeorar con el paso del tiempo.

– Vasectomía, en cuyo caso antes del procedimiento se pueden congelar una o varias muestras de semen, para evitar un proceso quirúrgico (vaso-vasostomía o biopsia de testículo) en caso de desear descendencia en el futuro.

Aparte de estas situaciones, también es frecuente congelar semen cuando la pareja se está sometiendo a una técnica de reproducción asistida y no hay seguridad de que se disponga de la muestra el día de la inseminación. Esto puede ocurrir, por ejemplo, si el varón tiene dificultades en la recogida de la muestra o viaja con frecuencia.

 

¿Cuál es el procedimiento para congelar semen?

Antes de congelar una muestra de semen es muy importante obtener una buena valoración mediante un seminograma. Para ello, el médico y el biólogo tendrán en cuenta los parámetros más importantes de esta prueba diagnóstica de fertilidad (recuento de espermatozoides, morfología, movilidad y volumen del eyaculado), para aconsejar al varón o la pareja el número de muestras a criopreservar y la mejor forma de hacerlo.

Ya que las muestras de espermatozoides criopreservadas se almacenan en los bancos de semen junto con otras, por seguridad e imperativo legal es imprescindible que el varón aporte una serología reciente antes de la congelación.

 

¿Cómo se congela y se almacena el semen?

La muestra de semen que se va a congelar se debe recoger por masturbación en un frasco estéril, y debe ser entregada en el laboratorio lo antes posible, por lo que se aconseja obtenerla en las instalaciones previstas para ello en la clínica de reproducción.

Antes de dejar la muestra de semen es aconsejable un periodo de abstinencia sexual de entre tres y cinco días. No obstante, en caso de urgencia se pueden congelar los espermatozoides sin este periodo de abstinencia.

Para congelar semen el procedimiento consiste en someter la muestra a un descenso progresivo y controlado de temperatura, hasta que finalmente lo sumergimos en nitrógeno líquido. El daño celular que provoca este enfriamiento extremo lo evitamos utilizando crioprotectores, y aunque en el proceso de congelación-descongelación algunos espermatozoides sufrirán daños, los supervivientes mantendrán la misma calidad que los no congelados.

Las muestras de semen que se congelarán se reparten en pequeños tubos o pajuelas de aproximadamente 0,5 mililitros, perfectamente cerrados y etiquetados, que se almacenarán en los bancos de semen. En determinados casos, por el especial valor del semen (procedente de pacientes oncológicos, lavados de HIV, biopsia testicular…), se criopreservará en pequeñas píldoras que permitirán ser descongeladas una a una, aumentando así las posibilidades de conseguir descendencia mediante técnicas de reproducción asistida.

 

¿Cuánto tiempo se puede mantener el semen congelado?

Hasta el momento no se ha detectado que el tiempo influya en la calidad de los espermatozoides criopreservados. Por lo tanto, las muestras pueden estar congeladas el tiempo que sea necesario. De hecho, se conocen casos en los que se han conseguido embarazos con espermatozoides que llevaban congelados más de veinte años…

 

Como ves, congelar semen es una técnica de reproducción asistida que nos ayuda a preservar la fertilidad. Si te encuentras en una de las situaciones descritas, o tienes dudas acerca de este proceso y quieres consultarnos, en URE Centro Gutenberg te escuchamos y ayudamos a resolver cualquier cuestión.

 

¡Ponte en contacto con nosotros!