(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg
Banco de semen

Qué es un banco de semen y cómo funciona

En la URE Centro Gutenberg estamos bastante seguros de que habrás oído hablar muchas veces sobre bancos de semen. Pero probablemente no tengas tan claro cómo son y cuál es realmente la utilidad que vienen a ofrecer. No te preocupes… en este artículo vamos a contarte en qué consiste y cómo actúa un banco de semen.

Un banco de semen es el lugar donde se almacenan las muestras de semen congeladas para su uso posterior en técnicas de reproducción asistida, como la inseminación artificial o la Fecundación in Vitro (FIV). Para que te puedas hacer una idea, se trata de unos recipientes estancos, con forma de bombona y estructura similar a la de los termos, capaces de mantener en su interior temperaturas muy bajas: las muestras se almacenan sumergidas en nitrógeno líquido o en sus vapores, a aproximadamente -196 ºC.

En la actualidad, la mayoría de clínicas de reproducción asistida que cuentan con el permiso oportuno, como URE Centro Gutenberg, disponen de bancos de semen para conservar las muestras de pacientes y/o donantes. Por otro lado, también pueden existir estos bancos en centros cuya misión es la de suministrar semen de donante a otras clínicas de fertilidad.

 

Cómo se almacenan muestras en un banco de semen

Lo primero que debes saber es que, para guardar muestras en un banco de semen, es necesario congelarlas previamente.

El semen se congela sometiéndolo a un descenso progresivo y controlado de temperatura hasta sumergirlo en nitrógeno líquido. Antes, es necesario protegerlo del daño que estas bajas temperaturas pueden causar a las células vivas, utilizando para ello unas sustancias denominadas crioprotectores. Gracias a estos crioprotectores, los espermatozoides pueden recuperar su actividad vital después de la descongelación.

Las muestras congeladas se depositan dentro de unos pequeños tubos o “pajuelas” perfectamente etiquetadas, y se almacenan dentro de los bancos de semen. En algunos casos es necesario congelar varias muestras, ya que no todos los espermatozoides van a sobrevivir a la congelación-descongelación.

 

Cuáles son las causas para congelar muestras en un banco de semen

Cuando los especialistas en reproducción recomiendan congelar muestras de semen, normalmente el objetivo principal es preservar una fertilidad que se ve comprometida debido a diferentes motivos. Las muestras congeladas pueden mantenerse en un banco de semen indefinidamente, sin que se vea comprometida su calidad. Es decir, el paso del tiempo no influye en la calidad del semen que ya está congelado.

En cuanto a los motivos, existen muchos, pero las principales causas por las que un paciente tiene que congelar semen y conservarlo en un banco son las siguientes:

 

  • Enfermedades o tratamientos médicos que pueden afectar a la producción de espermatozoides, como los tumores testiculares y los tratamientos oncológicos con quimioterapia y/o radioterapia.
  • Baja calidad seminal, que pueda empeorar con el paso del tiempo.
  • Vasectomía, un proceso de esterilización voluntario del varón tras el cual seguirá formando espermatozoides, pero sin que estén presentes en el eyaculado. Antes de la vasectomía puede ser recomendable congelar una o varias muestras de semen, para evitar un nuevo proceso quirúrgico (vaso-vasostomia o biopsia de testículo) en caso de desear descendencia en el futuro.

 

Qué es un banco de semen de donantes

Como adelantamos antes, otra de las utilidades de los bancos de semen es la de almacenar muestras de semen congeladas procedentes de donantes anónimos, con diferentes características fenotípicas. Es decir, diferente color de pelo y ojos, estatura, grupo sanguíneo, etc.

Todos los donantes de semen que van a dejar su muestra para que pueda ser utilizada en tratamientos de reproducción asistida son meticulosamente estudiados, debiendo pasar una serie de pruebas antes de ser aceptados. Este proceso de selección está regulado por la normativa legal vigente: Ley 14/2006.

Las muestras de donantes se utilizan para inseminar, mediante técnicas de reproducción asistida, a mujeres cuyas parejas no tienen espermatozoides, a mujeres que no tienen pareja y desean ser madres, o a mujeres con parejas del mismo sexo. Las técnicas que podemos emplear en estos casos son tanto la inseminación artificial como la Fecundación in Vitro (FIV), dependiendo de cada caso concreto.

 

Cómo se custodian y mantienen los bancos de semen

Este es un aspecto fundamental para la seguridad de unas muestras tan valiosas. Por ello, el personal responsable vigila de manera meticulosa el nivel de nitrógeno líquido de los bancos de semen, para que las muestras se mantengan siempre en las condiciones idóneas hasta su uso.

Además, la identificación y localización de las muestras congeladas son almacenadas en bases de datos bajo unas estrictas condiciones de seguridad y confidencialidad, de forma que los bancos de semen sean totalmente privados.

En la Unidad de Reproducción Centro Gutenberg disponemos de bancos de semen desde 1987, y contamos con una gran experiencia en su control y gestión, gracias al trabajo de especialistas continuamente formados en la materia.

 

Si necesitas más información sobre cómo funcionan estos bancos, o sobre el proceso de donación de semen, puedes contactar con nosotros cuando quieras. Los especialistas en reproducción asistida de la URE Centro Gutenberg te pueden orientar y asesorar en cualquier duda que tengas.