(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg
Beta-hCG

Beta hCG (β-hCG): cómo interpretar tu análisis de embarazo

 

Todos los que han pasado por un tratamiento de reproducción asistida saben lo que es este análisis, que pide el médico entre los 10 y 14 días tras la transferencia de embriones. Nos referimos a la Beta hCG (β-hCG).

En este post nuestra intención es contarte en qué consiste la β-hCG, y darte unos valores relativos para que sepas interpretar tus resultados.

 

¿Qué es la Beta hCG?

HCG es la abreviatura de Human Chorionic Gonadotropin (Gonadotropina coriónica humana), también conocida como la hormona del embarazo.

La β-hCG es una glicoproteína que es inicialmente secretada por las células trofoblásticas embrionarias, poco tiempo después de la implantación en el útero materno. El rápido aumento en los niveles séricos de Beta hCG después de la concepción la convierte en un excelente marcador de confirmación temprana del embarazo.

También es un parámetro muy utilizado para la monitorización del correcto desarrollo de la gestación, pues se sabe que el valor debe duplicarse cada 48-72 horas en las primeras semanas de embarazo.

 

¿Cómo interpretar el resultado de la Beta hCG?

Los niveles de esta hormona pueden medirse a través de la orina (con un test convencional que compramos en la farmacia) y la sangre, siendo más precisa esta última, pues podemos detectar niveles tan bajos como de 5 mUI/ml.

A continuación puedes ver una tabla indicativa de los niveles de hCG post-ovulación en sangre:

 

niveles-beta-en-el-embarazo

 

En esta tabla se empiezan a contar los valores de la Beta hCG desde la primera falta, es decir, desde el día 14 post ovulación. En URE Centro Gutenberg pedimos la beta 16 días después de la punción folicular. Por ejemplo, si te transfieren un embrión de tres días, te pedirán la beta el día 13, por lo que el que debes mirar es el 3+13, o sea, el 16. Si te transfieren un blastocito el día 5 y te piden la analítica a los 11 días, el día que debes comprobar es el 5+11, o sea, el 16.

Un hCG de menos de 5 mIU/cc es casi siempre negativo, mayor a 100 mIU/cc positivo, y cuando está entre 5 y 100 mIU/cc es indeterminado, por lo que te volverán a repetir el análisis para ver la evolución de la beta. Eso sí, ten en cuenta que estos valores son siempre orientativos, y que hay mucha variación entre unas mujeres y otras.

 

¿Por qué es bajo tu nivel de Beta hCG?

Debes tener presente que un embarazo normal puede tener niveles bajos de hCG y resultar en un bebé perfectamente sano. A veces una beta baja se debe simplemente a que algunos embriones tienen una implantación más lenta. También hay otros factores que pueden hacer que la beta sea más baja:

  1. Obesidad. Las concentraciones de hCG son significativamente más bajas en las mujeres embarazadas obesas (IMC superior a 30 kg/m2), pero el tiempo de duplicación es similar al resto de las mujeres
  2. DGP. Hay estudios que relacionan un valor más bajo de la hCG con los embriones a los que se ha sometido a Diagnóstico Genético Preimplantacional.
  3. Embriones frescos o congelados. Hay estudios que relacionan los embriones congelados con una menor producción de hCG.
  4. Embarazo ectópico.

 

¿Por qué es alto tu nivel de Beta hCG?

Cuando está más alto de lo normal no siempre hay que pensar en embarazo múltiple, por lo que hay que esperar la confirmación de dicho embarazo múltiple mediante ecografía.

 

¿Estás pensando en someterte a un tratamiento de fertilidad y sigues teniendo dudas sobre la Beta hCG? No te preocupes, cuando llegue el momento tu médico especializado en reproducción asistida te proporcionará toda la información que necesites