(+34) 952 122 565 |
Facebook | URE Centro Gutenberg Twitter | URE Centro Gutenberg Youtube | URE Centro Gutenberg LinkedIn | URE Centro Gutenberg Instagram | URE Centro Gutenberg
Eva Bernal con sus 3 hijos

Ventajas e inconvenientes de ser madre cumplidos los 40

Ningún experto en fertilidad afirmaría que cumplir 40 años supone la mejor edad para ser madre. Ni mucho menos. El consejo generalizado es que sea antes de los 35 años. A partir de ahí la calidad de los óvulos se reduce considerablemente.

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan que se ha triplicado el número de mujeres que tienen hijos a partir de los 40 años. Ya es una evidencia que la mujer, ya sea por razones sociales, económicas o laborales, busca la maternidad cada vez a edades más tardías, muchas veces teniendo que recurrir a las técnicas de reproducción asistida (inseminación artificial, fecundación in vitro, ovodonación, etc.).

¿Por qué la mujer retrasa su maternidad?

¿Hay ventajas o sólo inconvenientes? Para responder a estas dudas contamos con la colaboración de Eva María Bernal, madre de 3 hijos, Rodrigo, Martín y Aitana, todos ellos por reproducción asistida. El primero llegó cuando Eva tenía 39 años, el segundo y tercero, mellizos, cuando tenía 44 años. Eva también es fundadora del blog www.creandounafamilia.net y de la web www.evamariabernal.com, desde donde presta apoyo emocional y estratégico a personas en reproducción asistida.

P: ¿Cuáles consideras las causas principales del retraso en la edad para ser madre?

R: En mi opinión, las mujeres cada vez queremos ser más dueñas de nuestro presente y de nuestro futuro. Tener hijos es maravilloso, pero como es un cambio tan grande en la vida de una persona, y hoy en día tenemos el poder de decidir si queremos eso y cuándo lo queremos, en la mayoría de los casos se retrasa. Sumemos crisis económica, más la falsa sensación de eterna juventud (al menos en cuestión de óvulos), y el problema para nuestra fertilidad está servido.

P: La maternidad tardía, ¿tiene más ventajas o inconvenientes?

R: Yo creo que tiene muchas ventajas, y la principal es la conciencia con la que llegamos a ser madres y el grado de disposición que tenemos hacia nuestros hijos. Eso no quiere decir que no nos vayan a alterar, porque eso va casi unido al hecho de criar niños, pero estamos más preparadas para controlar nuestros estados. Los grandes inconvenientes son los problemas para lograr el positivo, el aumento del riesgo durante el embarazo y, sobre todo, los niños prematuros.

Datos sobre el retraso en la maternidad

Para seguir ahondando en las causas de este fenómeno, nos referimos a un estudio publicado en 2012 en la prestigiosa revista científica «Human Reproduction», en el que ya se exponían varias conclusiones respecto de cómo se sienten las mujeres y parejas que alcanzan la maternidad a edad avanzada. El estudio se realizó a 46 parejas y 15 madres solteras que recurrieron a tratamientos de Fecundación in Vitro cuando la mujer tenía ya cumplidos los 40 o mayor edad.

La conclusión final es clara: pesan más las ventajas que los inconvenientes, tanto a nivel personal como familiar. Entre las ventajas, el estudio citaba las siguientes:

  • Carrera profesional afianzada: lo que normalmente viene acompañado de seguridad económica y mayores facilidades para lograr flexibilidad en la jornada laboral, y así poderse hacer cargo de los hijos.
  • Preparación emocional mejorada: relaciones de pareja comprometidas y más estables, así como un concepto positivo de la familia.

 

En cuanto a los inconvenientes, el tener que recurrir a técnicas de reproducción asistida para ser padres, las dificultades de tener más de un hijo cuando el primero viene una vez cumplidos los 40 años y la falta de energía. Obviamente, la mayoría sabe que la energía no es la misma a los 40 que a los 20 años.

Nuestra experiencia en URE Centro Gutenberg

En URE Centro Gutenberg también hemos notado un considerable incremento en el número de mujeres que afrontan la maternidad un vez cumplidos o superados los 40 años: el número de ciclos de Fecundación in Vitro con óvulos propios en mujeres de edades comprendidas entre los 40 y 44 años se ha incrementado un 11% en solo cinco años.

Las posibilidades de embarazo en estas pacientes, aunque limitadas, son muy aceptables. Precisamente, los resultados que arroja el año 2014 evidencian una mejoría, y la tasa de embarazo por ciclo realizado se sitúa en torno a un 30%.

Pensamos que los nuevos protocolos médicos, así como el aparataje y nuevas técnicas introducidas en el laboratorio de FIV, son las responsables de este éxito que esperamos incrementar en los próximos años.

En conclusión, las mujeres que hayan superado los 40 no deben perder la esperanza de ser madres con sus propios óvulos, pero tampoco deben retrasarlo. Si tras seis meses de intentar el embarazo de forma natural no lo consiguen, lo aconsejable es que soliciten su primera cita con un especialista en medicina reproductiva.